Hazas de Suerte

Los  orígenes de las Hazas de Suerte  se remontan al siglo XIII, cuando Sancho IV ocupó la villa de Vejer. En la web del Excmo. Ayuntamiento de Vejer de la Frontera hay una reseña histórica de la que se reproduce el fragmento que sigue: «Debido a su situación fronteriza los nuevos pobladores de la zona estaban en constante peligro ante las amenazas de ataques, como por ejemplo de las tropas Benimerines y Granadinas, y por ello a Vejer y a sus vecinos se les otorgó una serie de privilegios por concesión de la corona, entre ellos el que se refería al goce de explotar en común las tierras, aguas, montes y bosques de la villa. En 1307 Fernando IV, por privilegio real, le concede en Señorío la villa de Vejer a D. Alfonso Pérez de Guzmán, “Guzmán el Bueno”, por los servicios prestados a la corona y que fueron cruciales en la defensa de la frontera y la conquista del Estrecho. Fue a partir de entonces cuando todo empieza a cambiar, ya que los Guzmanes eran señores jurisdiccionales de Vejer, no territoriales, por lo que no les daba derecho a la propiedad y debían respetar las propiedades y heredamientos que había, así como los privilegios y demás franquezas concedidas por la corona a los primeros pobladores. A pesar de todo, eran grandes los ingresos que le proporcionaba Vejer y su término a los señores de Guzmán, provenientes sobre todo por la explotación de la almadraba de Conil y Zahara. A finales del siglo XV se produce una fuerte presión señorial en toda Andalucía, con la subida de las cargas fiscales sobre los territorios jurisdiccionales, y el ya Duque de Medina Sidonia, Juan Alfonso de Guzmán, se considera dueño de gran parte del término de Vejer y comienza a no respetar las tierras concejiles y comunales de las que gozaban los vecinos. Esto llevó al pueblo al descontento, traduciéndose en los pleitos entre los vecinos y la casa ducal. Seguir leyendo “Hazas de Suerte”

Anuncios